21 January 2010

Generación "Ni Ni"

Siguen vendiéndonos la burra... y seguimos comprándola, que es lo peor. Aun sabiendo que tiene pulgas, y muchos años, y que apenas se sostiene en pie.

Ya tenemos nuevos ejemplos de "cómo no deberías ser, hijo mío, que eso es malo" en la tele. Hace no tanto fueron los de "Generación del 73", o del 63, o del 27... no me acuerdo. El caso es que ahora nos enseñan en televisión lo malvados que son algunos, y lo buenos que somos nosotros en comparación. Aparte de que conseguimos otro programita que muestra las miserias de los demás, y eso, para qué nos vamos a engañar, encanta. Y más en tiempos de crisis. Ver gente que está peor siempre se agradece, ¿no? Al fin y al cabo no estamos tan mal...

En la tele sale una tipa de 22 primaveras que se droga, no trabaja, no estudia, y come niños crudos. Genial. Porque mi hijo sólo se droga, así que es un santo. Porque tiene curro... vendiendo droga, sí, ¡pero trabaja!

Y esa que fuma porros... ¡Buah! ¡Qué barbaridad! Con lo malo que es eso para los pulmones. Menos mal que mi niña jamás ha fumado. Tiene 14 años y llega todos los sábados por la mañana borracha como una cuba... ¡pero ni un solo cigarro!

Y qué me decís de Callejeros (y todas sus secuelas en los diversos canales), o de ese otro programa que sacaba a familias arruinadas... Un consuelo, oye. Porque ves a gente en paro, con dos hipotecas, 3 coches y dos motos por pagar, meses de atraso en las facturas, 4 niños y dos nietos... Y miras tu sueldo de mierda, tu casa de mierda, y tu gran y rutilante hipoteca de mierda, y piensas: joder, ¡esto es vida!

Y así se atonta a la gente: "Estáis mal, sí, pero éstos están peor, así que: alegría".

Lo malo es que en una de estas, todos podremos servir de ejemplo. Porque esa generación "Ni Ni" Ni sabe, Ni quiere saber... Como la mayoría. Porque todos fabricamos esa cosa extraña y aparentemente ajena que llamamos "Sociedad", y a la que acusamos de todo. Entre todos la alimentamos y hacemos que sea como es, simplemente el reflejo de nosotros mismos. Y luego nos desahogamos acusando a ese ente abstracto de todos nuestros males. Como si fuera algo surgido de la nada con el único objetivo de jodernos la vida. Bonita generación esta, la de ECR, "echarle las culpas al resto".

Moraleja: Tenemos lo que nos merecemos.

5 comments:

Anonymous said...

Más razón que un santo. Pero en este caso, además, creo que se trata de una muestra de que la historia se repite una y mil veces...la juventú, que está echaíca a perder...creo que ese argumento lo vienen utilizando desde tiempos inmemoriales todos los rancios que ya se sienten viejos y no se acuerdan de cuando ya no lo eran.
Mayca

Mizaru said...

cierto es, que siempre me ha llamado la atención la frase :" es que la gente es muy tonta",nosotros somos gente..nosotros hacemos que las cosas sean como son, y si consumimos ese tipo de telebasura, pues nos la dan...cierto es que...cual es la finalidad de programas que nos muestran lo perdidas que están las nuevas generaciones?... no sé....la solución no está ahi...
un buen blog Javi...felicidades!

Antonio said...

Si es que son todos unos locuelos transgresores que se han desmarcado de la corriente común... para sumarse a la común corriente del resto de la juventud. Y casualmente ésta no le gusta al abuelo cebolleta que escandalizó a su abuelo (más cebolleta, supongo).

Alhy said...

Cuantas cosas que comentar:

1) Gracias por recordarme la frase "vender la burra" porque la quiero modificar para mi "catalogo de antifrases".

2) Yo creo que lo del atonting y sus comparaciones positivas o el opio para el pueblo, whatever, ha existido desde siempre. Lo dangerous es que ahora hay muchos mas medios para propagarlo y son mas rapidos y sofisticados.
De una crisis a otra. Hay una peli llamada "Danzad, danzad, malditos" (que en su original se titula They shoot horses, don't they?)que retrataba los maratones de baile norteamericanos de los años 30, justo despues del gran crack. La gente que no tenia trabajo, comida ni casa (en su mayoría jovenes), se apuntaba a estos sádicos "realities" en los que la rutina diaria era bailar durante todo el día y solo disponer de 10 minutos de descanso (cada 2 horas si no remember mal). Y asi durante meses sin llegar a dormir una notte completa. Los que no ganaban, morian en el intento. Y la gente que iba a verlos agonizar, tenía sus favoritos, apostaba dinero por ellos sintiendose rockefellers, mientras los patrocinadores, se aprovechaban manipulando a los concursantes, creando enemistades o lo que fuera para sembrar cizaña y maltratarlos mas si cabe. Sound familiar?
La historia se repite. Ese es uno de sus errores...

3) No creo en el "mal de muchos consuelo de tontos". Me gusta mas el "mal de muchos consuelo de todos". Aunque con matices, of course. No me parece ruin y despreciable reconfortarse con el conocimiento de que no se está solo en un momento determinado y que mas gente pasa por lo mismo que tú. Otra cosa es anclarse en la autocomplacencia o en el asqueroso regodeo que puede despertar, en lugar de utilizarlo como un revulsivo para hacer algo en consecuencia o cambiar. Lo opuesto al "soy rebelde porque el mundo me ha hecho asi". No se si explicarme :P

4)Yo suelo decir "tenemos lo que nos hemos buscado" en lugar de lo que nos merecemos. Una persona puede vivir cosas terribles porque no ha sabido reconstruir o encaminar su vida, las ha provocado. Otra cosa es que se las merezca, con toda la rotundidad que supone esa frase.


Kisses ladrilliles ***

P.S. ¿Cómo van esos ánimos? ;)

Lucía N said...

"Juventud... divino tesoro" suele decir mi abuela, y cada vez que lo dice parece que se escapa la vida.

No tenemos lo que nos merecemos, cada uno en su individualidad tiene lo que se merece, y a veces suele ser un cúmulo de despropósitos.

Un besito honoris.

Post a Comment