08 June 2009

El diluvio



La ducha goteaba.

Parece una tontería, pero nada de eso. Es el aleteo de la mariposa. Un día te das cuenta al cerrar el grifo que, cada tantos segundos, una pequeña gota se va formando en su borde hasta caer al fondo del baño. Al prinicipio no le das importancia. Hasta que una noche te despiertas a las tres de la mañana, y empiezas a percibir cierto sonido. Poco a poco, ese leve golpecito se va haciendo más patente. Y a las tres y media, toda la casa retumba con el eco atronador de la gota de agua precipitándose al vacío. Y entonces tu vida depende de arreglar tamaño desastre universal.

Eso fue lo que ocurrió en casa de Alicia, allá a principios de verano. Ella se lo comentó al marido, que era muy mañoso en todo lo que se refiere a ahorrarse dinero, y éste enseguida cogió la caja de herramientas, en lugar de coger el teléfono, como le aconsejó la sufrida esposa. Ella ya tenía experiencias de enchufes averiados que obligaban a alicatar de nuevo la cocina; o de cajoneras del Ikea que por arte de magia acababan siendo mesas de merendero, y de dos sofás de 2 y 3 plazas respectivamente, salió una barca preciosa, con sus remos y todo, e incluso asientos acolchados ( en algún sitio había que poner los trozos de gomaespuma ). Pero su santo esposo, Noé, era así de cabezota.

Así pues, el leve goteo de la ducha pasó a ser leve chorrito. Al segundo intento se convirtió en fuentecita graciosa para jugar los niños. A la tercera fue la vencida, y consiguieron hacer de su baño una réplica casi perfecta de las cataratas del Niágara. Su marido Noé seguía luchando a brazo partido contra las tuberías del baño, y ella empezó a llamar a sus familiares, para pedir asilo doméstico.

Pasadas unas semanas, la situación no mejoraba. La casa era un pantanal, y el vecindario estaba empezando a sufrir las consecuencias. Al mes siguiente, esa pequeña gota de la ducha estaba provocando la inundación más grave que se recordaba jamás en el pueblo.

Aquello no había quien lo parara, así que Alicia empezó a empaquetar las cosas imprescindibles, y a meterlas en bolsas del Carrefour. Bueno, recogió las cosas que ella consideraba imprescindibles, a saber: dos paquetes de pan Bimbo ( para los bocadillos ), 50 rollos de papel higiénico ( no voy a explicar para qué ), 10 paquetes de Kleenex ( para cuando se acabase el papel higiénico ), 2 tabletas de chocolate ( para los días de bajón ), un paquete de harina ( para la bechamel, obviamente ), un tetrabrick de leche de soja ( también para la bechamel ), una caja de cerillas ( con algo habrá que calentar la leche y la harina ), crema hidratante corporal ( que a Noé enseguida se le agrietaban las manos ), y hojas de laurel ( esto ningún hombre sabrá decir jamás para qué es ). En fin, que la mudanza había empezado.

Entonces, pareció que Noé se daba por vencido... Aunque no salió de su casa cabizbajo, como era de esperar tras su hazaña. Salía feliz, radiante, como si en lugar de inundar un pueblo, hubiese ganado el gordo de Navidad. Con voz triunfal, dijo: "¿¡Ves, Alicia, como al final la barca nos iba a servir para algo!?"

Dicho y hecho, la familia Hurtado en pleno se montó en la barca hecha con sofás del Ikea. Todos, inlcuídos un poto que tenían en la cocina, y la mascota de la pequeña: un ñu marrón feísimo pero al que la niña tenía mucho cariño.



Estuvieron a la deriva 40 días con sus 40 noches, alimentándose de papel higiénico con bechamel, y bebiendo crema hidratante. Al final, las tareas del papel higiénico las cumplieron los kleenex. Y el chocolate lo guardaron como último recurso, utilizando en su lugar un sustituto más económico y agradable para la pareja: el laurel.



En estas que se les apareció Dios en forma de esponjita ( o "nube", según el sitio ). Y dijo Dios a Noé: "Noé, por tener fe, y ser capaz de buscarle utilidad a las cosas del Ikea, obraré el milagro que salve a la humanidad". Dicho esto, Dios cerró la llave de paso del baño de Noé, y quitó el tapón de la bañera.




FIN

2 comments:

Auri said...

Una esponita?? jajajaja Si la religión la impartiesen así.. seguro que interesaba a más gente!!

R. De Mar said...

Jajajaja XD XD

Post a Comment