17 May 2010

¡¡La ensaladilla rusa existe!!

Y tú pensando que no. Que sería un invento español con un nombre exótico. O un plato de otro país, llamado de otra forma, y que al llegar aquí pasó por el filtro de la churri-traducción española. Esa misma churri-traducción que hace que "Eternal sunshine of the spotless mind" se transforme mágicamente en "Olvídate de mi" (por cierto, me encantó). O que la ruda "Die Hard" se vuelva mucho más poética, y se titule "La jungla de cristal". O que el apropiado "The sound of music", sea un "Sonrisas y lágrimas"... En fin, ya me entendéis.

Pues no, la ensaladilla rusa es, como su propio nombre indica, una ensalada de Rusia. Y es tal y como la conocemos. Sólo cambia un ingrediente: cambiamos atún o palitos de cangrejo, por pollo o algún tipo de carne.

¿Y a qué viene esto? Pensaréis (los que no lo penséis, haced como que lo habéis pensado, ya sabéis, por seguirme el juego y eso).  Pues a que el viernes pasado salimos con un matrimonio de rusos. Imagináos la escena: un español, un brasileño y dos rusos, en Glasgow, Escocia. Parece un chiste. Y el caso es que llegó la hora de la cena... una hora prudente para que te entren ganas de cenar... pongamos... no sé... las siete y media de la tarde. A esa hora los rusos estaban ya con la babilla caída, así que decidimos ir a cenar. Y ¿dónde van a cenar, en Glasgow, un español, un brasileño y dos rusos? Efectivamente... a un restaurante de comida árabe.

El sitio se llamaba "Paradise", pero no encontré a las 70 vírgenes por ningún lado. Vamos, un timo. Eso ni era paraíso islámico ni nada. Pero bueno, la comida no estaba mal. Demasiado árabe para mi gusto. Y demasiada cantidad para cenar. Y bueno, tuvimos suerte eligiendo platos. Y digo suerte porque los nombres del menú estaban en árabe, y los ingredientes en inglés. Y salvo "chicken", que significa "chico o pequeño", y "lamb", que significa "lambada", de lo demás no teníamos ni idea. Yo me pedí un "chumbaguamba-en-konil", o a mi me sonó a eso cuando lo repitió la camarera, que resultó ser un plato con una montaña inmensa de arroz, y un bol de trozos de cordero nadando en una salsa de tomate riquísima, con dos pimientos y un algo redondo de sabor fortísimo que mejor no preguntar qué era. Aunque estoy casi seguro de que eso era el "chumbaguamba".

El caso es que la velada resultó muy entretenida. Ya se sabe que juntar a dos rusos con un brasileño y un gaditano, es sinónimo de mucha diversión, risas... Lo típico en estos casos, vamos. Yo, teniendo a tan exóticos comensales acompañándome, como es lógico no pude contenerme y, cual jurado de Miss España, les pregunté a los rusos por Rusia. Hubiera sido una estupidez preguntar por Rusia al brasileño, la verdad. Pero yo no les hice preguntas del tipo: ¿Cuál es la capital de Rusia?, o ¿cuántos son 400 rublos?, o  ¿a qué huelen las nubes en Rusia? No, las mías fueron preguntas útiles e interesantes. Preguntas que reflejaron mi nivel cultural, y mi interés por aprender de otras culturas. Preguntas que dieron lugar a largos debates, y mutuo enriquecimiento entre ambos países. En concreto fueron dos: ¿En Rusia existe la ensaladilla rusa?, y ¿en Rusia, ese cacharro en el que te montas y echas las primeras papillas, se llama "montaña rusa"?

Si entendí bien, la respuesta a la segunda pregunta fue que ellos llaman a las montañas rusas, "montañas americanas", o algo parecido. Se ve que nadie quiere asumir la culpabilidad de tan nefasto invento.

Por cierto, y hablando de conocimientos sobre Rusia, un vídeo ilustrativo de cómo fue nuestra conversación, más o menos:



En fin, eso es todo por ahora.

Saludos glasgüences!

4 comments:

Anonymous said...

De verdad de la buena Javi, que soy fiel seguidor tuyo y necesitaba una nueva aventura ya como el comer. Genial, me he descojonado. En serio, eres casi tan bueno como tu hermano. (*)










(*) Me hubiera encantado verte la cara al leer eso xD

Anonymous said...

Wahj! Soy Pedro!

Javi said...

Jajajaja... Gracias Pedro Anonymous! :P

Y la opinión sobre mi hermano... sí, bueno... lo achaco a vuestra amistad, que es ciega :P

Antonio said...

Y sorda, y coja de la mano derecha.
Oye, que antes de llegar al final del texto ya estaba pensando en los polvorones. No esperaba menos, has puesto el vídeo :D.

Post a Comment