20 March 2010

Primavera

De pequeño te dicen que la primavera es cuando salen las flores, se van las nubes, el sol luce espléndido en el firmamento, las mariposas revolotean en los campos... Algo así como este paisaje:



Con esta música de fondo:




Y es en esta época cuando me pregunto qué coño ha pasado en 20 años, para que ahora la primavera signifique esto...




Sé que me repito, y que seré pesado... pero de las cientos de miles de cosas que no entiendo, esta es la que se lleva el premio. ¿Por qué todo se ha convertido en un maldito botellón? ¿Carnaval? Sí, claro que me gusta... un botellón disfrazados. ¿Semana Santa? Sí, botellón oliendo a incienso. ¿Fin de año? Botellón pasando frío. ¿Playa? Botellón pasando calor.

Yo, en aras de un mejor uso del lenguaje, propongo a la RAE un par de cambios en la próxima edición de su diccionario de la lengua. el primer cambio es incluir la palabra "botellón", si es que no lo está ya. El segundo cambio sería cambiar dos palabritas, con lo que la cosa quedaría así:

fiesta.

(Del lat. festa, pl. de festum).

1. f. véase Botellón

vacaciones.

(Del lat. vacatĭo, -ōnis).

1. f. véase Botellón

botellón.

(Del aum. de botella).

1. m. Dícese de la tradición española de finales del siglo XX, de reunirse un grupo de personas en mitad de la vía pública y consumir incontroladamente diversas bebidas alcohólicas, con el consiguiente menoscabo de su dignidad y el aumento exponencial de la vergüenza ajena. Los orígenes de esta tradición se remontan a la primigenia frase del anónimo inventor del acontecimiento, que dice así: "Es que en los bares y discotecas te clavan por una copa, tío". Posteriormente la tradición degeneró en una suerte de concurso o competición consistente en comprobar empíricamente la fortaleza hepática y renal de los asistentes al evento, así como la capacidad de los mismos para hacer el ridículo al unísono, caminar sobre orines, sortear vómitos, y esquivar cristales rotos.


Yo creo que con eso y un bizcocho... Todo el mundo seguirá haciendo el gilipollas, pero por lo menos cuando alguien pronuncie la palabra "botellón", el significado será más preciso. Así quizá no se vuelven a ver en los informativos imágenes de borrachos diciendo estupideces, con las posteriores risitas cómplices de los presentadores, exponiendo lo bien que se lo pasan en Sevilla y en Granada para "celebrar la llegada de la primavera". Tócate los bajos.

Y lo que más me revienta no es que unos cuantos miles de personas quieran jugar con fuego, y se pongan ciegos a cubatas, poniendo en riesgo muchas cosas, aparte de su salud. Allá cada cual. Me la trae bastante floja que tengan accidentes de tráfico por ir bebidos, siempre que sólo se maten ellos, y no se lleven por delante a ningún inocente. Lo que jode soberanamente es que lo quieran disfrazar con la excusita de marras de que en un bar sale más caro... Por supuesto que sale más caro, tajarse es caro. Curiosamente, divertirse no.

Total, cada vez que hablo o escribo sobre estas cosas me siento una mezcla entre un viejo de 80 años, y un marciano. No entiendo nada, nunca lo he entendido.

Saludos.

3 comments:

little_gades said...

Te doy toda la razón del mundo.
Gran parte de la juventud busca una excusa para "celebrar" y emborracharse. Dan asquito...

Un besazo niño!

El fontanero del mar said...

Es algo absolutamente indignante, el trabajo que les costará llevarse toda la mierda en las mismas bolsas que la han traído...

Antonio said...

Pues a mí me gusta ir de botellón. Pero me gusta ir a mi estilo: si puede ser la hago en una casa, me compro una botella que me dure para tres o cuatro veces, me llevo en una bolsa de plástico lo que haya sobrado, no bebo más que lo que buenamente me apetezca, no grito por las calles, no molesto, no cojo el coche, no voy de botellón en días de fiesta (para evitar las aglomeraciones, los meados, los vómitos, etc), no meo en otro sitio que no sea un retrete y jamás he llegado a casa borracho.
Y sí, oye, en los bares te roban a sangre fría, pero eso es una excusa. El alcohol es caro y el camarero tiene que vivir de algo, no lo culpo. El botellón es algo que hacer los fines de semana. La verbena, el guateque o la movida del nuevo siglo.
Aunque también es cierto que lo suyo sería que todo el mundo hiciera el botellón que he descrito. Hasta para tragar líquido hay que tener dos dedos de frente.

Post a Comment